Dra. Clara Plata, Fellow I Gastroenterología Pediátrica, Comité editorial GNP

prematurez gastropediatriaLa alimentación prolongada con nutrición parenteral (NP) en ausencia de nutrición enteral (NE) es una práctica frecuente en neonatos de riesgo y especialmente en los prematuros.

La falta de alimentación por vía enteral tiene varias implicaciones negativas, entre ellas:

  • Alteración en la motilidad intestinal y en la respuesta a las hormonas gastrointestinales.
  • Disminuye el trofismo del intestino.
  • Retardo en la maduración de las enzimas intestinales (es decir, no se hacen “hábiles o capaces para su actividad)
  • Aumento en la permeabilidad intestinal.
  • Mayor riesgo de translocación bacteriana.

 

La nutrición enteral mínima (NEM) o trófica es la administración de cantidades pequeñas (10-15 ml/kg/día) de alimento con el fin de ESTIMULAR EL DESARROLLO DEL TRACTO GASTROINTESTINAL INMADURO. No tiene como propósito SUPLIR LAS NECESIDADES ENERGÉTICAS NI NUTRICIONALES del niño.

Dra. Diana Alejandra Cortés Paez RIII Pediatría, Universidad El Bosque, Comité Editorial GNP

La elastasa es una carboxipeptidasa específica del páncreas secretada al duodeno, que cataliza la hidrólisis de elastina y está presente en valores del adulto desde las 2 semanas de vida. Estudios de inmunoelectroforesis han demostrado que la enzima no se degrada significativamente durante el tránsito intestinal. Se concentra seis veces en las heces en comparación con el jugo pancreático-duodenal y se mantiene estable en las deposiciones a temperatura ambiente durante 1 semana, como máximo.

Su determinación es un excelente marcador de insuficiencia pancreática exocrina, con una sensibilidad del 93% y un 98% de especificidad. La medición se hace en una muestra aislada de materia fecal, aplicando una técnica de enzimoinmunoanálisis (ELISA) con dos anticuerpos monoclonales específicos frente a la Elastasa pancreática humana.

El valor de referencia es superior a 200 μg/g. Concentraciones de elastasa pancreática inferiores a 200 μg/g de heces secas son indicativas de insuficiencia pancreática exocrina, considerándose severa si los valores son inferiores a 100 μg/g.
La ventaja de la elastasa es que no requiere suspender la terapia de reemplazo enzimático.

Puede ser útil para la detección neonatal de insuficiencia pancreática en pacientes con Fibrosis Quística. Aunque no sirve para estimar la adecuación de la terapia de reemplazo con enzimas pancreáticas, porque refleja la función del páncreas y no el efecto neto del rendimiento de las enzimas.

La elastasa fecal -1 es una alternativa atractiva para la detección y el seguimiento de la insuficiencia pancreática en los pacientes con FQ. Disponemos de esta prueba en Gastronutriped!

Puede leer más al respecto en,

Daftary A; Acton J; Heubi J; Amin R. Fecal elastase-1: Utility in pancreatic function in cystic fibrosis. J Cystic Fibrosis 2006; 5: 71-76.

Gonzales A, Vieira S, Maurer R, et al. Use of monoclonal faecal elastase -1 concentration for pancreatic status assessment in cystic fibrosis patients. J Pediatr (Rio J) 2011; 87 (2): 157-162.

 

Comité Editorial GNP

 gastropediatra La higiene y conservación de los alimentos… los métodos más fáciles de implementar, para prevenir enfermedades.El cuidado e higiene en el manejo de alimentos resulta clave en la prevención de enfermedades.

El manejo inadecuado, en cualquier parte de la cadena desde la producción, disposición en la plaza, tienda o supermercado hasta su servicio en el plato, predispone a algunas enfermedades como Salmonelosis y Shigelosis.Este sencillo pero delicado aspecto incrementa o disminuye la morbilidad y la mortalidad por enfermedades prevenibles en la infancia como la diarrea. Asimismo, impacta negativamente a nivel económico, con aumento en la tasas de hospitalización, ausentismo escolar y laboral, generando un verdadero problema de salud pública. 

Dentro de factores predisponentes, el consumo de alimentos en sitios públicos o “puestos de alimentos ambulantes”, con una preparación sin suficiente higiene, el uso de utensilios y vajilla sin la limpieza apropiada, la carencia de agua limpia y potable, la manipulación con manos y/o guantes desechables que al tiempo, manejan los alimentos y el dinero, la contaminación con los exostos de los vehículos y el polvo que vuela, la exposición al sol, la falta de refrigeración, entre otros tantos aspectos, promueve la contaminación microbiológica, el incremento en la resistencia de los patógenos, la aparición de nuevas cepas bacterianas.En países en vía de desarrollo, la aparición de estas enfermedades aumenta con la pobreza, el analfabetismo y las malas prácticas en la preparación de los alimentos.

Dra. Diana Alejandra Cortes Paez , RIII de Pediatría, (Universidad El Bosque), Comité Editorial GNP

La Enfermedad Diarreica Aguda (EDA) es “el aumento en la frecuencia, alteración en la consistencia y/o volumen de las deposiciones, cuya duración es menor a 14 días”. La causa más frecuente es un patógeno entérico viral y resulta más común en lactantes y en niños menores de cinco años, aunque puede presentarse en cualquier edad de la vida.

La EDA es la segunda enfermedad más común en la edad pediátrica; prácticamente todos los niños sufren al menos un episodio de diarrea en sus primeros años de vida. En países en desarrollo la EDA es la tercera causa de muerte en niños menores de cinco años, siendo responsable de cerca de 2 millones de muertes/año en todo el mundo. En Colombia, la tasa de mortalidad infantil en menores de 5 años por diarrea es de 25,4 por cada 100.000 niños menores de 5 años (2012).

Si bien, en general, es una entidad autolimitada, habitualmente dura entre cinco a siete días y la mayoría de los episodios desaparecen antes de las dos semanas, es una enfermedad que puede impactar negativamente el estado nutricional del niño/a.

Un manejo inadecuado en el hogar o en las instituciones de salud puede tener complicaciones importantes e incluso, condicionar la muerte. La deshidratación, la desnutrición y la muerte son las complicaciones más importantes y temidas en el niño con diarrea.

Por todo lo expresado, es nuestro interés compartir algunos lineamientos de abordaje derivados de consensos y entidades a nivel internacional y nacional, RECORDANDO que,

CUANDO EL PACIENTE TIENE DIARREA AGUDA, NO SE DEBE

1.Suspender la leche materna
2.Indicar Ayuno
3.Retardar la vía oral porque el paciente está recibiendo líquidos endovenosos
4.Usar antimicrobianos y/o antiparasitarios de manera indiscriminada
5.Indicar antidiarreicos (carbón activado, loperamida)
6.Dar bebidas carbonatadas (gaseosas)
7.Administrar bebidas hidratantes para deportistas
8.Indicar líquidos con osmolaridad inadecuada (gaseosas, jugos como los de manzana y pera)
9.Administrar soluciones orales de electrolitos con menos de 40 mmol/L de sodio
10.Indicar soluciones de sal y azúcar de difícil preparación en casa
11.Implementar fórmulas lácteas especiales o terapéuticas (fórmulas sin lactosa, de soya) sin necesidad...A excepción de los casos en los que haya diagnóstico concomitante de intolerancia a algún disacárido (lactosa-sacarosa)
12.Suspender los alimentos de consumo habitual del niño
13.Suspender alimentos ricos en carbohidratos complejos, carnes y frutas
14. Introducir nuevos alimentos
15. Implementar tratamientos a cargo de “curanderos” o “sobanderos”

CUANDO EL PACIENTE TIENE DIARREA AGUDA, SE DEBE
1.Educar a los padres y/o cuidador respecto del lavado de manos
2.Enseñar a los padres y/o cuidador respecto de los signos de alarma de deshidratación
3.Administrar Soluciones de rehidratación oral que combinen electrolitos y zinc
4.Prescribir probióticos específicos como Lactobacillus GG, Saccharomyces boulardii, Lactobacillus Reuteri, L acidophilus, que han sido evaluados en estudios clínicos y tienen evidencia.
5. Administrar zinc, en dosis de 20 miligramos al día para niños mayores de seis meses o de 10 mg al día para los menores de seis meses, durante 10–14 día
6.Administrar vitamina A a lactantes y niños de 6 a 59 meses, en sitios con definición de carencia (dosis de 100 000–200 000 ui /día)


En conclusión, la Enfermedad Diarreica Aguda sigue siendo una entidad frecuente en la edad pediátrica, es prevenible y si el abordaje es adecuado, se puede disminuir o evitar la probabilidad de prolongarla, hospitalizaciones, alteraciones en la microbiota intestinal del paciente, entre otras.

Recuerda… el manejo de la EDA se basa en “intervenciones sencillas”.

BIBLIOGRAFIA

  • Freedman SB, Ali S, Oleszczuk M, Gouin S, Hartling L.Treatment of acute gastroenteritis in children: an overview of systematic reviews of interventions commonly used in developed countries.Evid Based Child Health. 2013; 8(4):1123-37.
  • Guriano A, Ashkenazi S. European Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition/European Society for Pediatric Infectious Diseases. Evidence-based guidelines for the management of acute gastroenteritis in children in Europe. Gastroenterol Nutr. 2014; 59(1):132-52.
  • Flórez Gómez, ID; Tamayo Pérez, ME y colaboradores. Guía práctica clínica para prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad diarreica aguda en niños menores de 5 años. Sistema General de Seguridad Social en Salud – Colombia 2013.
  • Waqas ullah khan y Daniel W Sellen, Administración de zinc en el tratamiento de diarrea, Organización Mundial de la salud
  • Administración de suplementos de vitamina A (marzo de 2011), Organización mundial de la salud
  • Daza José A. Informe del evento mortalidad por Enfermedad Diarreica Aguda en menores de cinco años, y morbilidad en todos los grupos de edad. Proceso vigilancia y control en salud pública, Equipo funcional inmuno prevenibles, Grupo EDA. Instituto Nacional de Salud, Colombia. 2012; 1-18.

Dra. Diana Alejandra Cortes, RIII Pediatría, Universidad El Bosque, Comité Editorial GNP

La vacunación es una herramienta preventiva para la salud en los niñ@s. Con esta práctica, han disminuido enfermedades determinantes de morbilidad y mortalidad en los niñ@s del mundo entero. En niños con alergia, en ocasiones, no se implementa o no se sigue el mismo esquema de vacunación que para niñ@s sin alergia, aumentando la vulnerabilidad para estas otras enfermedades.

Como existen varias preguntas al respecto, tanto en padres como en profesionales, a continuación, reunimos la evidencia actualizada.

1. Los niñ@s con diagnóstico de alergia, ¿tienen más riesgo de reacciones alérgicas posterior a la aplicación de una vacuna?
No existe evidencia de que los niñ@s alérgicos tengan mayor riesgo de reacciones alérgicas después de vacunarl@. Por tanto, se recomienda que reciban el esquema de vacunación previsto para el país.

2. En los niñ@s con alergia a la proteína de leche de vaca, ¿está contraindicada alguna vacuna?
Por lo general, no está contraindicada ninguna vacuna. En las vacunas, las trazas de leche o derivados, son excepcionales; algunas, pueden tener lactosa como excipiente, pero la lactosa no es detonante de la alergia o reacción relacionada con la proteína de leche de vaca. No obstante, puede producirse contaminación de los medios de cultivo, aunque esto es infrecuente. En conclusión, se considera seguro vacunar a estos niños.

3. La vacuna de la triple viral ¿tiene alguna contraindicación?
Esta vacuna no contiene proteína de huevo en cantidad suficiente como para desencadenar una reacción alérgica. Debe colocarse a todos los niños con diagnóstico de alergia al huevo, incluso, a aquellos que han presentado clínica de anafilaxia. Se cree que en los niños que presentaron una reacción previa con esta vacuna, la reacción podría ser secundaria a otros componentes de la vacuna y NO por la presencia de trazas de proteína del huevo.

4. La vacuna de la influenza ¿tiene alguna contraindicación?
- Si la alergia al huevo se ha manifestado sólo en piel y de manera leve, se recomienda aplicar la vacuna inactivada de la Influenza en dosis única, en un primer nivel de atención. El paciente debe observarse por 30 minutos COMO MINIMO, antes del alta, en espera de que aparezca cualquier tipo de reacción adversa.
- Si la alergia al huevo ha sido severa, antes de VACUNARL@, el niñ@ debe ser valorado y autorizado por un médico especialista en alergia.

5. La vacuna de la fiebre amarilla ¿se puede administrar en niños con alergia al huevo?
- Antes de vacunar al niñ@, se debe solicitar una orden médica para hacerle una prueba cutánea de sensibilización a la vacuna (Skin Prick Test para vacuna de fiebre amarilla).
- Si el resultado de la prueba cutánea es negativo, se puede aplicar la vacuna. Deben aplicarla en una institución hospitalaria, donde el niñ@ quede en observación por 30 minutos COMO MINIMO, posterior a su aplicación.
- Si el resultado de la prueba cutánea es positivo, la recomendación es vacunarl@ en dosis graduales, guiadas por el especialista en alergias.

6. En las vacunas ¿existe algún componente, diferente al huevo, que pudiera desencadenar reacciones alérgicas?
Si, por ejemplo, la gelatina. La proteína de la gelatina es de origen animal, bovino o porcino. Se utiliza como estabilizante para algunas vacunas como la de fiebre amarilla, influenza, triple viral, rabia y varicela.
- Si sabe que el niñ@ es alérgic@ a la gelatina, debe consultar al grupo tratante porque antes de colocar alguna de las vacunas enumeradas, debería realizarse una prueba cutánea (Skin Prick Test) con la vacuna.
- Si la prueba es positiva y no hay otra vacuna que la reemplace, se puede colocar la vacuna evaluada, pero debe hacerse de manera fraccionada según la orden médica.

Si quiere leer más sobre el tema:

1.Echeverría Zudaire L, et al. Documento de consenso sobre la actitud ante un niño
con una reacción alérgica tras la vacunación o alergia a componentes vacunales. An Pediatr (Barc). 2015. Disponible en http://dx.doi.org/10.1016/j.anpedi.2014.11.002

2.Kelso, JM. Potential food allergens in medications. J Allergy Clin Immunol 2014;133(6):1509-1518.

Dra. Eyleen Natalia Silva Pinzón RIII de pediatría, Comité Editorial GNP


La Organización Mundial de la Salud reporta que casi 870 millones de niños viven en zonas con malas condiciones de salubridad, sin acceso al agua potable y con alta prevalencia de infección parasitaria que limitan el desarrollo físico y cognitivo del niño, comprometen su estado nutricional y condicionan anemia, por el impacto negativo sobre el apetito y sobre la absorción de los alimentos. Dado lo anterior, se fomentan programas de desparasitación a todos los niños/as que viven en países de bajos ingresos.